Acostumbrarse al cambio: cómo convertir finales en nuevos principios
acostumbrase al cambio

Acostumbrarse al cambio: cómo convertir finales en nuevos principios

Una cosa es cierta, lo único constante en esta vida, es el cambio. Por esta razón, acostumbrase al cambio debería ser algo muy fácil. Y es que cambiar, dejar una cosa o situación para tomar otra, se ha convertido en una premisa que impera en una sociedad en donde cada vez los ciclos de las cosas duran menos: los matrimonios, los electrodomésticos, la ropa, los coches, los productos... 


A pesar de esto, de ser lo habitual, cada vez que se produce un cambio en nuestras vidas, muchas veces nos lo tomamos mal, aferrándonos a un pasado (que no siempre tiene porqué haber sido mejor…), y es que, cambiar, muchas veces significa enfrentarse a lo desconocido, y eso, muchas veces, puede producir vértigo.

“Espero que vivas una vida de la que sientas orgulloso, y si ves que no es así, espero que tengas la fortaleza para empezar de nuevo” F.Scott Fitgerald
acostumbrase al cambio: Espero que vivas una vida de la que sientas orgulloso, y  si ves que no es así, espero que tengas la fortaleza para empezar de nuevo” F.Scott Fitgerald

¿Pero es realmente miedo al cambio lo que tenemos?

Estoy segura que si nos dijeran que después de ese cambio todo lo que nos va a pasar va a ser ir a mejor… acostumbrase al cambio ¿no nos asustaría tanto, verdad? Es más, estaríamos deseando que llegara ese final para empezar el cambio ¡cuánto antes! Entonces no es miedo a cambiar, sino a lo que vendrá después de hacerlo lo que nos da miedo. Entonces, ¿cómo lo podemos hacer para que ese después… sea tal y cómo nosotros queramos?


En muchas ocasiones se nos hace difícil ver dónde y, de qué forma, este nuevo camino, que a veces ni hemos escogido, empieza y mucho menos hacia dónde va, y es en ese momento cuando acostumbrase al cambio se nos hace de lo más difícil.


Haciendo alusión a ese gran discurso de Steve Jobs en Stanford, cuyo video te recomiendo fervientemente, si no lo has visto ya. No olvides que no podemos conectar todos los puntos de la historia mirando hacia adelante, sólo los podemos conectar mirando hacia atrás. Y es que nada es perfecto hasta que se hace. Así que, ¿qué te parece si… nos ponemos y lo hacemos?

Mi vida también ha estado llena de cambios continuos, de los que he aprendido, he crecido y he salido adelante con la cabeza bien alta recordando siempre que la carretera, estaba delante de mí, no detrás mío.

Acostumbrase al cambio: 3 principios básicos:

Cuando el mundo cambia, y no hay razón para que no vaya hacerlo, debes, en primer lugar, encontrar una razón por la cual volver a comenzar.

Así que cuando te sientas en esa época de tu vida, sólo tienes que coger papel y lápiz y comenzar…. a escribir…. yo de ahora en adelante voy a….

1- Cambiar mi forma de pensar. Cambiar es como respirar, no es parte del proceso, es el proceso en sí. Tu no eres tu pasado, tu no eres tus equivocaciones, tu no eres lo que hayas perdido o como te hayan tratado otras personas en tu pasado. Tu eres lo que eres ahora, en este momento, y tu eres lo que quieras ser en el futuro. A veces sólo es cuestión de cambiar de perspectiva y dar un pequeño paso en esa dirección… ¿Qué quieres ser en tus próximos 10 años de vida?

el-cambio-es-como-respirar-es-el-proceso

2- Apreciar todo lo que he aprendido. No hay nada más bonito que una gran sonrisa que lucha por sobresalir de entremedio de unas lágrimas. No te arrepientas de todo lo que has vivido, date cuenta de todo lo que has obtenido a cambio, de lo fuerte que te has hecho, de lo especial que es tu camino… de lo especial que eres tú. Haz una lista. Quizás no estés en la situación que te gustaría estar en estos momento, pero ¿qué has aprendido de todo lo que ha pasado? ¿Cómo de fortalecid@ vas a salir de esta situación? De todo lo aprendido, ¿qué es lo que quieres y lo que no quieres que aparezca en este nuevo comienzo?

3- Seguir adelante. Las mejores decisiones son siempre las que te empujan hacia delante, siempre que tengas dudas entre permanecer o moverte, la mejor respuesta es moverte para adelante, avanzar. Quedarte estático sólo te ofrecerá una situación de confort. Seguir adelante te permitirá construir el camino que tu quieres, incluso los pasos pequeños, te llevan a sitios muy lejanos ¿Hacia dónde quieres ir?

Para acabar, recuerda que no estás sol@, somos muchos lo que también, como tú, luchamos cada día por mejorar y seguir avanzando en la vida.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más Información

ACEPTAR