Resiliencia

Resiliente, cómo llegar a serlo

¿Por qué ser Resiliente?

Aunque parezca una paradoja, mucha gente tiene la capacidad de salir fortalecidas tras pasar por una experiencia traumática, ¿eres tu resiliente?

A lo largo de la vida, ésta nos pone constantemente a prueba: una enfermedad, una ruptura la muerte de alguien cercano, un fracaso, una situación que consideramos injusta… son muchas las ocasiones en las que la vida nos pone al límite y nos hace que nos cuestionemos nuestra capacidad para seguir adelante.

Lo vemos cada día en las noticias, en dónde numerosas personas famosas se reponen con más fuerza de algún hecho traumático, por ejemplo, Christopher Reeve quién se quedó una silla de ruedas después de una caída en caballo, o Stephen Hawking quien con tan sólo 21 años se le diagnosticó una enfermedad neuronal degenerativa cuyo grado de discapacidad va aumentando año tras año.

Stephen Hawking, un ejemplo de persona Resiliente
Stephen Hawking, un ejemplo de persona Resiliente

¿Qué podemos hacer cuando la vida nos pone al límite entonces?

 

Pues, es fácil, sólo hay dos opciones:

  • Dejarnos vencer y vivir nuestra vida como resignación
  • Sobreponernos y salir fortalecidos, es decir ser resilientes.

¿Pero que es esto de la resiliencia?

Si lo buscamos en el diccionario de la RAE nos lo describe como esa “capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límites y sobreponerse a ellas”.

Para muchos la resiliencia es una cualidad innata, en numerosas ocasiones porque han tenido gente a su alrededor que les han inculcado esta forma de enfocar la vida, pero ser resiliente es algo que todos podemos desarrollar a lo largo de la vida.

¿Cómo es una persona resiliente?

  • Para una persona resiliente no existe una vida dura, sino momentos difíciles (esto aunque pueda parecer a priori una tontería es muy importante, es un simple cambio de enfoque que puede cambiar por completo la forma en cómo vemos esa situación por la que estamos pasando
  • Son personas conscientes de sus capacidades y limitaciones. Conocer nuestras fortalezas y limitaciones personales es una característica importante de las pesronas resilientes, en gran medida porque esto nos va a permitir ponernos metas más objetivoas, más realistas y enfrentándonos por tanto en menos momentos de frustación y fracaso autoproducido.
  • Ven en las dificultades una oportunidad para aprender. Son optimistas y mantienen una actitud positiva
  • Son flexibles ante los cambios
  • No intentan controlar las situaciones

Si eres de los que te gusta tanto la ciencia como a mi, ahí te dejo una artículo muy interesante que leía el otro día sobre un maravilloso descubrimiento de esos que ni los mismos científicos que se explican y es que han descubierto a 13 personas sanas que deberían estar muertas por falta de algún gen vital, es decir que el resto de sus genes les hace resistentes (o resilientes) a ese destino, espero que te guste tanto como a mi! 🙂

Y recuerda:

Al final no se trata de no caer, sino de saber cómo levantarte.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más Información

ACEPTAR